QUIROPRAXIA

La Quiropraxia es una terapia manual que trata y previene los trastornos mecánicos en la asociación de nervios, músculos y esqueleto.
Comprende diversas técnicas manuales, como la manipulación o el ajuste de las articulaciones, con especial énfasis en las dolencias denominadas “subluxaciones”.
Una subluxación es un desplazamiento de una articulación por estiramiento de tejidos blandos. Este tipo de anomalías comprimen ciertos nervios, ocasionando variados problemas físicos, disminuyendo la movilidad articular, ya que afectan directamente la biomecánica corporal. Cuando se aprisiona un nervio se altera la funcionalidad articular asociada a éste. Por esta razón las subluxaciones frecuentemente detonan una secuencia de efectos secundarios concatenados, que producen un deterioro de la salud y el bienestar general del paciente.

Las subluxaciones se pueden producir por diferQuiropraxia02entes motivos como por ejemplo: bruscos e inapropiados movimientos, malas posturas, golpes, sobre esfuerzos musculares, etc. El área del cuerpo que más frecuentemente se ve dañada por esta patología es la columna vertebral. Al afectarse el eje principal de sustentación se llega a comprometer toda la estabilidad estructural del cuerpo.

Otras situaciones de salud que predisponen para que se produzcan subluxaciones son la mala alimentación, los trastornos del sueño, las malas prácticas deportivas, el sedentarismo y otras diversas patologías físicas…

La Quiropraxia es entonces la disciplina terapéutica que trata estas subluxaciones y enfatiza la capacidad regeneradora inherente del cuerpo humano de curarse a sí mismo sin el uso de fármacos ni cirugía. La Quiropraxia se fundamenta en la relación que se establece entre la estructura (centrada en la columna vertebral) y la función (coordinada por el sistema nervioso), y en cómo esta relación afecta a la mantención y la recuperación de la salud.
También un buen quiropráctico éticamente sabe derivar al paciente a otros profesionales de la salud cuando la ocasión lo amerita para beneficio del paciente.

La mayoría de los dolores de espalda son producidos por problemas posturales o tensionales: dichos problemas, que representan la causa verdadera del dolor, son ignorados o postergados la mayoría de las veces, hasta que se manifiesta claramente el dolor u otros síntomas.
Todos sabemos que las grandes ciudades afligidas por la polución atmosférica, atochamientos vehiculares, un ritmo de vida acelerado, hábitos de vida sedentarios, etc. producen en sus habitantes trastornos habituales tales como dolor de espalda, lumbago, ciática, dolores de cabeza, colon irritable, gastritis, dolores de brazos, hombros y piernas, angustia, agotamiento físico, vértigo y mareos

Dichos trastornos corresponden la mayoría de las veces a efectos colaterales de un problema en la columna vertebral, porque nuestras vértebras por razones mecánicas (golpes, esfuerzos mal hechos, contracturas musculares, etc.) o tensionales son vulnerables a desplazarse levemente comprimiendo así la medula espinal y las raíces nerviosas que salen entre vértebra y vértebra.
Esta presión o pinzamiento de las raíces nerviosas (obstrucción espinal) además de producir un dolor local o irradiado a brazos, piernas, cuello o cabeza, interfiere con el flujo normal de energía que circula desde el cerebro a las células que componen nuestros tejidos, órganos y en fin todo nuestro cuerpo. Se produce así un desequilibrio químico y una pérdida de capacidad física, emocional y/o intelectual.

La Quiropraxia vertebral es una técnica muy efectiva para remover y eliminar la causa verdadera de todos estos trastornos; es una terapia no invasiva, suave y muy rápida.
Luego de algunas sesiones el paciente percibe inmediatamente un cambio energético, siente que empieza a contar con más energía, descansa mejor, siente su musculatura más relajada, además de no estar más afligido por los dolores.
El terapeuta entrenado en Quiropraxia está especialmente capacitado para descubrir a través de sus dedos el lugar exacto de la obstrucción espinal; luego, a través de una suave presión de sus manos, desbloquear las vértebras produciendo el ajuste necesario.
Esto permite en modo simple y en muy pocas sesiones, eliminar la compresión sobre el tejido nervioso y eliminar las tensiones acumuladas en los tejidos adyacentes, restableciendo el suministro normal de energía. Así se desbloquea y se abre su principal canal, la columna vertebral.

La Quiropraxia, por tanto, es un método curativo extremadamente efectivo, que permite eliminar rápidamente dolores y trastornos mejorando substancialmente nuestra calidad de vida.